"Familia Albertiana" es un movimiento nuevo que desea compartir el carisma y la espiritualidad con los laicos
CUARESMA: UN CAMINO DE CONVERSIÓN ACTUAL 
Hoy Dios te dice:

No vivas de apariencias.
Trabaja en secreto tu corazón hasta hacerlo semejante a Dios.
Entra en el secreto de tu vida. Atrévete.
Dios está en lo escondido, en tu adentro más íntimo.
Entra allí, en tu adentro.
Atraviesa la superficialidad que te rodea.
Entra en tu adentro y ora.
Dios escucha tu secreta oración.
Dios tiene ganas de intimar contigo.
Dios te está esperando.
Hoy Dios espera:
Hacerte nuevo.

Alegrar tu vida.
Recursos para la Semana Santa - Pascua - Pentecostés 


  • Pascua es encuentro con el Resucitado. Para orar.
  • Pascua es... encuentro con el Resucitado. Ppt
  • Yo soy el que Vive. mp3

EL ESPÍRITU, DON DEL COMPROMISO

            El ermitaño, en oración, oyó claramente la voz de Dios. Le invitaba a acudir a un encuentro especial con El. La cita era para el atardecer del día siguiente, en la cima de una montaña lejana.

            Temprano se puso en camino; necesitaba toda la jornada para llegar al monte y escalarlo; ante todo, quería llegar puntual a la importante entrevista.

            Atravesando un valle, se encontró a varios campesinos ocupados en intentar controlar y apagar un incendio declarado en el bosque cercano, y que amenazaba las cosechas y hasta las propias casas de los habitantes. Reclamaron su ayuda porque todos los brazos eran pocos. Sintió la angustia de la situación y el no poder detenerse a ayudarles. No debía llegar tarde a la cita y, menos aún, faltar a ella. Así que con una oración para que el Señor les socorriera, apresuró el paso, ya que había de dar un rodeo a causa del fuego.

            Tras ardua ascensión, llegó a la cima de la montaña, jadeante por la fatiga y la emoción. El sol comenzaba su ocaso; llegaba puntual, por lo que dio gracias al cielo en su corazón.

            Anhelante, esperó mirando en todas direcciones. El Señor no aparecía por ninguna parte. Por fin, descubrió, visible sobre una roca, algo escrito. Leyó: "Dispensame, estoy ocupado ayudando a los que sofocan el incendio". Entonces, comprendió donde debía encontrarse con Dios.

            En resumen: El que diga, "yo amo a Dios", mientras odia a su hermano, es un embustero, porque quien no ama a su hermano a quien está viendo, no puede amar a Dios a quien no ve.


Háblame...

  • Envía, Señor, tu Espíritu. Ppt.
  • Necesito de Ti, Espíritu Santo. mp3
  • Palabra del Papa Francisco: Nosotros tenemos dentro, en nuestro corazón, al Espíritu. Reflexión para orar







No hay comentarios:

Publicar un comentario