"Familia Albertiana" es un movimiento nuevo que desea compartir el carisma y la espiritualidad con los laicos
SEMANA POR LA UNIDAD DE LAS IGLESIAS
De la carta a los Tesalonicenses:


“Os pedimos hermanos….que la paz reine entre vosotros.
Os recomendamos también, hermanos, que corrijáis a los indisciplinados, animéis a los tímidos y sostengáis a los débiles, teniendo paciencia con todos.
Mirad que nadie devuelva mal por mal; al contrario, buscad siempre haceros el bien los unos a los otros y a todos. Estad siempre alegres. No ceséis de orar.
Manteneos en constante acción de gracias, porque esto es lo que Dios quiere de vosotros como cristianos”.
Reflexión: "La unidad es superior a los conflictos, la unidad es una gracia que debemos pedir al Señor para que nos salve de las tentaciones, de las divisiones, de las luchas entre nosotros y del egoísmo, de los chismes. ¡Cuánto daño hacen los chismes: cuánto daño, cuánto daño. Nunca chismes sobre los otros: nunca. ¡Cuánto daño causa a la Iglesia las divisiones entre los cristianos, los partidismos, los intereses mezquinos!
Las divisiones entre nosotros, pero también las divisiones entre las comunidades: cristianos evangélicos, cristianos ortodoxos, cristianos católicos... pero ¿por qué divididos? Debemos tratar de lograr la unidad".  (Papa Francisco)
Actividad con niños: Si os apetece hacer una actividad con los peques, os cuento lo que hicimos el año pasado y que vamos a volver hacer para que desde pequeños vean como todos somos hijos del mismo Padre y, como dice el refrán, la unión hace la fuerza. Simplemente, escribimos la palabra DIOS en un papel y la dividimos en cuatro trozos , presentamos el puzzle completo ante una vela que reflejaba a Cristo, y les contamos la historia como una familia en la que todos los hermanos amaban al padre y se querían entre ellos, pero un día discutieron y se fueron alejando entre ellos, y al alejarse se ¿Qué pasó ? pues se fueron alejando mas de Cristo y con ello se iban alejando de la llama y  cada vez tenían menos luz y menos calor, luego se dieron cuenta que si intentaban agruparse la llama les daría más luz y más calor y en esas nos encontramos...y  colorín colorado. Luego, a la hora de juntar los papeles, lo que hicimos fue inventarnos cada uno un nombre y elegir una confesión, y oraba haciendo una petición como las que hacen ellos normalmente, por ejemplo: Soy Anna y soy Evangélica. Señor te ofrezco el día de hoy... Con esto buscábamos que se pusieran en lugar de otros niños y sobre todo que fuesen conscientes de que adoramos al mismo Dios. Bueno,  si os sirve ahí os lo dejo. También lo podemos hacer los mayores en nuestra oración del día a día  si es que os cuesta encontrar un momento para sentaros toda la familia. De verdad, creo que merece la pena hacer hueco en la agenda para vivirlo. (Pilar Hernández, Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario